sábado, 5 de marzo de 2011

EL PRINCIPIO DE AUTORIDAD


SALITREÑOS, ECUATORIANOS.

No se ha cumplido la promesa, el pacto o la confianza depositada en los mandatarios.
Hay personas que se deben a su familia, y a su entorno social, dando buen ejemplo de comportamiento y sus actuaciones se corresponden con los principios de solidaridad, y cooperación con sus semejantes, tales personas se han ganado el respeto y confianza de los demás, en todo grupo humano sucede igual.

La responsabilidad demostrada en el ejercicio de sus tareas, y labores a ellos encomendadas, y la honestidad en sus actos, son el reflejo de su aptitud  para el desempeño de los más altos mandatos que sus mandantes designan.

El respeto y la confianza son la base que sostienen los pilares de la autoridad moral que ejercen las personas que son líderes natos de un grupo social.

EL ALCALDE Y LOS CONCEJALES QUE TRATAN IGNORANTES E IRRACIONALES A LOS HABITANTES DE SALITRE SE HAN TOMADO DEMASIADAS ATRIBUCIONES DE LAS QUE SE LES PUEDE  CONCEDER.- Los únicos seres irracionales son  seres de otras especies animales. El mandato es para AMINISTRAR LA MUNICIPALIDAD, y no es una compraventa de los bienes de propiedad de todos los salitreños ESTO NO ES UNA EMPRESA PRIVADA.

La obligación principal de un Líder es OBEDECER.
La obediencia de un líder consiste aceptar el mandato de sus mandantes y cumplir dicho mandato a cabalidad, al contrario de lo que se acostumbra por quienes ejercen un cargo de responsabilidad pública o privada hoy en día.

Tenemos que inevitablemente hablar de temas como:
1.      El alcantarillado;
2.       La basura;
3.      Las obras de Adoquinamiento y pavimentación;
4.      Alquiler de casas y bodegas para el uso del Municipio;
5.       La planta de agua potable; el camal Municipal;
6.      Las calles inundadas; la insalubridad en las zonas marginales;
7.       La falta de Brigadas de salud;
8.       Falta de vehículos para la Policía Judicial;
9.      Falta de trabajo del Departamento de Educación y Cultura, cursos, talleres, legalización de oficios, y carreras cortas;
10.   El endeudamiento del Municipio;
11.   Garantías y renovación de las mismas respecto de las obras municipales,
12.  Reordenamiento y despeje  de las Aceras y bordillos;
13.  Reconstrucción de las calles en verano, no en invierno;
14.  Turismo integral del cantón y la promoción del turismo rural o agroturismo;
15.  Construcción de muros de gaviones y de piedra en las zonas urbanas y rurales;
16.  Cronogramas de fiestas y  presupuestos;
17.  Festivales de los talentos salitreños, en artes, ocio, y demás atracciones;
18.  Planes y Programas, proyectos de apoyo a los niños y adolescentes;
19.  Proyectos de Conexión eléctrica, y regulación de las aguas de los ríos que pasan por Salitre;
20.  Proyectos en una posible red hotelera para turismo;
21.  Convenios internacionales sobre sanidad, educación, otras áreas;
22.  Afiliación de los campesinos al IESS,
23.  Construcción del edificio del Hospital Oswaldo Jervis;
24.  Construcción del Colegio Experimental municipal de Salitre; etc. Etc.

Hacer y deshacer de los bienes y pertenencias de un pueblo es un error gravísimo, por lo que tienen que rendir cuentas, no solamente por lo que han gestionado sino por  el  mal que han ocasionado ya que la tarea principal es buscar la cohesión social.

Los pueblos tienen que obedecer a sus autoridades pero sus autoridades tienen que obedecer el mandato a ellos otorgado, ese es un compromiso mutuo. El compromiso adquirido se debe a las propuestas discutidas y aceptadas por las partes como todo contrato, en este caso el contrato social. Pero parece que aún no pasamos con buenas notas peor aún no pasamos de grado en esta materia.

Todo eso no permite que avancemos el desarrollo de los proyectos vitales que nos hemos trazado, porque no sabemos escuchar, escuchamos pero no sabemos escuchar, y si escuchamos la voz de los mandantes nos vamos por la tangente y dejamos de lado las peticiones de la gente que nos dio ese mandato. Es decir no hemos cumplido el contrato social.

Consecuentemente la autoridad debe renunciar  por respeto a los mandantes. Y si no renuncia voluntariamente hay que tramitar la renuncia, pero de todos.

Esto es como el padre o la madre que ya no es nadie en el hogar constituido, destruido y terminado.
No tiene voz ni voto, peor Autoridad.
No hay autoridad moral para alzar la voz, siquiera.
DEJATE AYUDAR PANCHO FRANCISCO

No hay comentarios:

Publicar un comentario